LABRANZA DE CONSERVACIÓN

LABRANZA CERO

Una técnica de agricultura de conservación ayuda a los productores a incrementar su productividad y conservar a la vez sus recursos naturales, con menor inversión de tiempo en la preparación de las tierras.

En la actualidad los agricultores, y la población en aumento, afrontan la incertidumbre. La superficie de cultivo se ha estabilizado, no es probable que siga aumentando, antes bien ha ido decreciendo debido al incremento urbano. Al mismo tiempo, la desaceleración de la producción en muchas zonas de gran potencial agrícola, posiblemente debido a la explotación de los nutrientes de los suelos, a la disminución de la materia orgánica, el incremento de la salinidad, la disminución de las reservas de agua subterránea y el incremento de maleza, así como de patógenos y plagas.

El retoque afrontan los países, por lo tanto, consiste en incrementar todavía mas la productividad y hacer, a la vez, mas eficiente la agricultura, sin dañar el medio ambiente y en forma sostenible.

La solución no será incrementar el riego ni el uso de fertilizantes químicos. Mas bien, según indica la investigación reciente, los agricultores podrían producir mas y, a la vez, conservar sus recursos naturales, abandonando las practicas actuales de labranza y rastreo a favor de la “labranza cero”, esa técnica de introducir las semillas en el suelo sin preparación previa de las tierras, o con poca labranza.

Agricultura de conservación:

La labranza cero es un conjunto de técnicas utilizadas en la agricultura de conservación, con el fin de mejorar y hacer sostenible la producción agrícola mediante la conservación y mejora de los suelos, el agua y los recursos biológicos.

Básicamente consiste en mantener una cubierta orgánica permanente o semipermanente del suelo (por ejemplo, un cultivo en crecimiento o una capa de rastrojo) para protegerlo del sol, la lluvia y el viento, y permitir que los microorganismos y la fauna del suelo se ocupen de “arar” y mantengan el equilibrio de los elementos nutritivos, procesos naturales que el arado mecánico perjudica.

Arriba

La labranza Cero es una alternativa cuando:

Arriba

Y los beneficios son:

Arriba

Algunas razones para no labrar el suelo:

La labranza Cero aumenta la infiltración y almacenamiento del agua, debido ala cubierta protectora y la estructura natural del suelo. Además,reduce la evaporación del agua, mantiene humedad del suelo , favorece la actividad biológica,y pone agua a disposición de las raíces. Por la misma razón, permite la absorción del fósforo aplicado en cobertera, por acción de las micorrizas.

Aunque se dice que la preparación del suelo mejora su estructura física, paradójicamente cuanto mas se trabaja el suelo, mas se destruye su estructura porosa. El pie de arado y la compactación se debe al uso de arados y rastras. Al afectar la infiltración del agua y la aereación, la compactación limita el desarrollo vegetativo y el rendimiento .

Arriba

FUENTE: DPTO. DE PRODUCCIÓN Y EXPERIMENTACIÓN
ULTIMA ACTUALIZACIÓN: JUNIO DE 2006